Inocuidad Alimentaria en Chile

publicado en: Uncategorized | 0

Tareas y desafíos de los organismos oficiales responsables de la inocuidad de los alimentos en nuestro país, tanto de aquellos de consumo interno como de exportación, se hace necesario tener una visión amplia del marco normativo que regula y garantiza la seguridad de los alimentos que consume la población.

La Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (Achipia), indica que  “la inocuidad alimentaria es un tema sensible y delicado para la mayoría de la población, hoy nos enfrentamos a cambios de hábitos en el consumidor y a una poderosa asociación de tres elementos: alimentos, salud y calidad de vida”.   Se debe avanzar hacia el fortalecimiento de la institucionalidad en el corto y mediano plazo, que permita homologar y armonizar la normativa existente para establecer un reglamento único, puesto que hasta ahora la regulación es independiente para cada uno de los organismos vinculados.

Asimismo hemos avanzado en el trabajo para cumplir las exigencias sanitarias, la vigilancia de enfermedades transmitidas por los alimentos, en Chile los cuadros por estas patologías son bajos.  En este sentido es fundamental que las universidades acrediten sus laboratorios para apoyar la  labor.   Muchas veces los científicos sienten que traicionan la ciencia básica y aplicada al introducir sus laboratorios a la prestación de servicios, sin embargo, esta asistencia técnica es importante para ayudar a la inocuidad alimenticia.

Trabajo institucional

Como Cecta y como Universidad de Santiago, tenemos laboratorios acreditados a partir de las exigencias de los servicios de salud, principalmente aquellos relacionados con la exportación, con el fin de acreditar la calidad con la que se trabaja y ponerlos al servicio público.   El Instituto Nacional de Normalización (INN) notificó que  Cecta cuenta con la infraestructura, equipamiento y personal calificado para la obtención de pruebas científicas como Laboratorio de Ensayo en las áreas de Química y Microbiología.    Se mantiene  contacto permanente con las autoridades para dar cumplimiento a la normativa vigente y aportar a que  el país se transforme en una potencia alimentaria. “Para ello debemos asegurar el cumplimiento de las normativas nacionales e internacionales, de modo que  nuestros productos puedan acceder a los mercados, en este sentido, resguardar la inocuidad de los alimentos es fundamental.

 

Por :  UdeSantiagoaldía